Ideas para la apropiación productiva de proyectos de Hardware libre

Ideas para la apropiación productiva de proyectos de Hardware libre

Santiago José Roca

¿Cómo participar en procesos de generación y apropiación de conocimientos desde un enfoque sociotécnico? Es decir, ¿cómo facilitar la adopción de tecnología – en este caso, hardware libre – sin que dicha apropiación se limite al plano del uso instrumental, sino que también involucre otra clase de procesos cognitivos que forman parte de la puesta en producción de los sistemas técnicos?

En la medida en que ocurre la interrelación entre la esfera social y la esfera técnica de los espacios de producción, se definen las características y el propósito de todo sistema de producción. La dirección que sigue este proceso es el resultado de la combinación entre las estrategias significativas y prácticas de los agentes involucrados en la materialización de dicho sistema, por lo cual, éste es co-construido dentro de un complejo de relaciones de carácter social y funcional. De allí que se considera que la apropiación es sobre todo un proceso de construcción de un sistema sociotécnico, más que un acto de adaptación instrumental a las funcionalidades de un dispositivo dado. Así, dado el carácter físico-funcional y social-simbólico de un dispositivo tecnológico, el proceso de apropiación implica la construcción significativa y funcional del sistema, en conjunto indivisible con las condiciones sociales en las cuales la misma adquiere sentido, y que se manifiesta en dinámicas presentes de producción material e intangible, la organización colectiva y la generación de conocimientos.

Para pasar al ámbito de la aplicación de este enfoque se requieren, al menos, dos condiciones: la capacidad para reconocer las cualidades del contexto sociotécnico y el despliegue de un proceso que facilite la integración entre distintos saberes y culturas cognitivas. Como resultado de la construcción permanente del sistema sociotécnico es que puede decirse que existe – o no – un proceso de apropiación tecnológica, en el sentido de que la adopción de los dispositivos que integran el sistema debe realizarse como parte del reconocimiento del modo de producción, y no de forma aislada.

Puesto que el proceso de construcción de los sistemas sociotécnicos implica la combinación de estrategias prácticas y significativas, consideramos necesario un procedimiento que nos ayudara a visibilizar la participación de determinados sujetos en el mismo. Para ello utilizamos los siguientes pasos:
1. Elaboración de un mapa de las dinámicas sociotécnicas – actuales e históricas – existentes en el espacio de apropiación del conocimiento (mapa de actores y relaciones).
2. Reconocimiento de las dimensiones y variables que comprende la apreciación de la situación de apropiación del conocimiento. Las dimensiones que se observan son las siguientes (adaptado de Thomas et al, 2009):
(a) Procesos de producción de conocimientos (subsistema socio-cognitivo): dinámicas sociales para la convergencia de conocimientos en la generación de los sistemas tecnológicos.
(b) Tecnologías implementadas (subsistema socio-técnico/tecnológico): generación e implementación formal de las técnicas y los dispositivos adoptados, así como del saber tácito y explícito asociado a los mismos.
(c) Modelo socioproductivo (subsistema socio-productivo): condiciones de producción de bienes tangibles e intangibles.
(d) Factores “institucionales” (subsistema socio-político): carácter de las relaciones institucionales y de poder en la dinámica social.
3. Acompañamiento de la experiencia de apropiación del conocimiento y monitorización de las variables observadas, a través de la observación participante en el espacio de producción.
4. Sistematización de los resultados y elaboración de una propuesta estratégica para reforzar continuamente el proceso de apropiación del conocimiento.

El despliegue de estas actividades implica un proceso de investigación participativa, lo que supone que no se tiene como fin solamente generar información sobre el proceso de apropiación tecnológica, sino que intenta traer en evidencia los aspectos del sistema sociotécnico en el cual se despliega la relación entre todos los sujetos participantes. Con ello, se buscará alentar las dinámicas que favorecen la apropiación de conocimientos y atacar los nodos críticos que se presentan en el conjunto de relaciones. Dicho de otra forma, el proceso de acompañamiento de la apropiación de conocimientos busca crear conciencia sobre el contexto en el que se genera el conocimiento, para entonces reforzar las acciones que se encuentran dirigidas a potenciar la adaptación sociotécnica.

Este enfoque del acompañamiento para la apropiación sociotécnica tiene carácter educativo, porque la apropiación se concibe como un proceso de aprendizaje integral enmarcado en un contexto tecnológico. Ahora bien, resulta necesario enfatizar que, en cuanto que la apropiación tiene lugar como parte de la construcción del sistema tecnológico, la idea de educación que se implemente tienen que facilitar el diálogo entre distintas culturas cognitivas, puesto que todo el proceso depende del despliegue de marcos de interpretación compartidos y la formulación de estrategias colectivas. La pertinencia de una propuesta educativa para la apropiación se encuentra en la posibilidad facilitar que la acción no se limite sólo a la dimensión del uso de las herramientas, sino que también involucre aspectos adicionales (como los asociados al funcionamiento de un dispositivo y a los procesos de producción); así como la generación de conciencia en torno a condiciones sociales del despliegue técnico y productivo.

De ahí que este carácter educativo se encuentra basado en una forma de interacción no jerárquica, en la cual existe una distribución orgánica de tareas antes que una “división del trabajo” propiamente dicha. La superación de la brecha originada por la división del trabajo está orientada a influir en el modo de interrelación que necesariamente determina las formas de cooperación y la vinculación entre saberes. En tanto que el proceso educativo busca formar sujetos creativos que construyan el sistema tecnológico, el modo de integración de saberes y la forma de trabajo debe tener un sentido dialógico y no fragmentario (Freire, 1969, 1970). Dado que los sujetos participantes se vinculan dentro de un esquema relacional, dinámico y no estático, se espera que la distribución de recursos y competencias favorezca el despliegue de proyectos colaborativos, en los cuales el resultado de la acción colectiva sea más que el agregado de las preferencias individuales y emerjan subproductos intangibles que retornen a la dinámica social (tales como nuevos conocimientos arraigados localmente).

Claramente, en este modo educativo se concibe el proceso de enseñanza-aprendizaje como “orientada a procesos”, y no como orientado a “productos” (adquisición de contenidos) o a “efectos” (internalización de conductas) (Kaplún, 1998). La instrucción como adquisición de contenidos o la internacionalización de conductas correspondería mejor con un modo instrumentalista de comprender la tecnología (Martínez y Suárez, 2008), en cuanto que la apropiación se limitaría al uso de los dispositivos tecnológicos. Sin embargo, en la orientación hacia el proceso de construcción de saberes se forjan las actitudes y relaciones que permiten la construcción del sistema tecnológico (lo cual, claramente, no se encuentra reñido con aprender a utilizar los dispositivos tecnológicos.

Otro aspecto que caracteriza este enfoque es el énfasis en la concienciación de los sujetos que participan. La idea de “concienciación” implica que se hagan evidentes las condiciones que determinan el sistema sociotécnico, es decir, el conjunto de relaciones simbólicas y materiales que lo configuran de tal o cual manera. Esto es seguido por el auto-reconocimiento del sujeto como participante en ese contexto y, particularmente, como co-creador de cultura y de relaciones sociales y tecnológicas. El ejercicio educativo va dirigido a la asimilación y construcción de conocimientos, pero tiene además el propósito de generar conciencia sobre las condiciones en que se despliega el sistema tecnológico. Así, el proceso de aprendizaje tecnológico debe enmarcarse en un camino de generación colectiva de conciencia histórica sobre las características del sistema social y tecnológico.

En cuanto que proceso participativo, el ejercicio educativo no consiste meramente en el reconocimiento de información abstracta, sino que apunta hacia la retroalimentación de la propia dinámica sociotécnica a través de la integración de los participantes. Por eso se encuentra orientado a impulsar la dinámica sociotécnica en un sentido que favorezca la apropiación tecnológica, tomando como base los elementos descritos. Es necesario mencionar que el objeto del saber en cuestión es propiamente el que se refiere a la constitución del sistema tecnológico. En otras palabras, los sujetos participan en el proceso de apropiación y concienciación a través de la mediación de los saberes vinculados con la actividad en la que se encuentran involucrados. Dichos saberes son tácitos y explícitos, estructurados y no estructurados; todos fundamentados sobre distintas culturas cognitivas. Sólo que estos saberes no se consideran en abstracto, sino como parte de un conjunto de relaciones en el cual los sujetos participan histórica y culturalmente. En resumen, la dinámica educativa adecuada al proceso de apropiación tecnológica busca la creación de espacios y dinámicas de diálogo y aprendizaje colectivo, en las cuales se integren el reconocimiento de las condiciones del sistema, la activación reflexiva de los sujetos participantes y la mediación a través de los saberes y las circunstancias involucradas en la construcción del sistema tecnológico.

Entonces, ¿cómo puede desplegarse este enfoque en el caso particular del desarrollo del hardware libre? El hardware surge como parte de un proceso de colaboración entre técnicos y productores, en el marco de un contexto de relaciones establecidas localmente o en redes. Esto quiere decir que se constituye una relación de generación colaborativa de conocimientos, la cual va más allá que el levantamiento de requerimientos y la especificación de funcionalidades, y se adentra en la comprensión común de un problema. El desarrollo colaborativo de hardware libre tiene como ventaja, desde el enfoque sociotécnico, que el ciclo de desarrollo es abierto y no cerrado, por lo cual se espera que otras personas participen en el mismo, además de que pueden generarse otras actividades vinculadas con su ejecución, tales como el desarrollo de otros dispositivos, la formación de espacios de aprendizaje tecnológico o incluso el surgimiento de nuevos proyectos.

De este modo, el conjunto de interrelaciones que tienen lugar en el espacio de producción posee significado en varios sentidos, de ahí que retomemos las cuatro dimensiones o subsistemas del sistema sociotécnico que consideramos anteriormente:
1. La primera dimensión, de carácter cognitivo y sociocognitivo, engloba los marcos individuales y colectivos de conocimientos así como las estrategias para generarlo.
2. La dimensión técnica y tecnológica atañe a los saberes tácitos y explícitos puestos en práctica, así como los dispositivos existentes y generados como resultado de las dinámicas sociales.
3. La dimensión socioproductiva describe así mismo las condiciones cognitivas y tecnológicas de la producción, así como el carácter de las relaciones de producción en un espacio.
4. La dimensión sociopolítica nos habla del arreglo dinámico de las relaciones de poder y su expresión estructurada en las condiciones jurídicas y políticas determinantes en el momento histórico.

Estas cuatro dimensiones nos permiten identificar diversos aspectos que participan en las formas de generación de saberes, partiendo de que, como hemos dicho, las estrategias prácticas y los marcos de sentido de los sujetos participantes son los que definen la creación tecnológica, y no solamente una racionalidad funcional inmanente a los dispositivos, orientada por la lógica de la optimización. Ahora bien, estas cuatro dimensiones describen al sistema sociotécnico: lo que entendemos como apropiación tecnológica emerge precisamente como una cualidad de una cierta forma de arreglo del sistema, en la cual la adopción de dispositivos tiene lugar en correlación con la co-construcción del sistema de producción. Por lo tanto todas ellas, en diferente medida, se encuentran vinculadas con el proceso “normal” de generación de conocimientos, así como con el proceso “formal” de apropiación tecnológica y de definición del sistema de producción.

En suma, al trabajar el tema de la apropiación tecnológica en el terreno de la práctica interesará, como hemos dicho, conocer las condiciones generales del sistema de generación de saberes, para entonces comenzar a fomentar las acciones que faciliten la apropiación sociotécnica de los dispositivos desarrollados, adaptados o introducidos. Idealmente, el proceso no comienza con la introducción de respuestas “llave en mano” en el contexto de producción, sino que parte de la conceptualización de las respuestas organizacionales y tecnológicas, y culmina con el establecimiento de un “retorno social” que da cuenta del arraigo que dichas respuestas obtienen en la localidad. Lo que da cuenta de que el proceso ha tenido resultados positivos es que el desarrollo colaborativo de hardware libre genere mayor consciencia colectiva sobre las condiciones de desenvolvimiento del sistema sociotécnico de producción. De esta manera, la apropiación instrumental de los dispositivos de hardware será acompañado por un proceso de “concienciación” sobre dichas condiciones.

Referencias

Freire, P. (1969). La Educación como Práctica de Libertad. México, Siglo XXI.

Freire, P. (1970). Pedagogía del Oprimido. México, Siglo XXI.

Martínez, S. y Suárez E. (2008). Ciencia y tecnología en sociedad: el cambio tecnológico con
miras a una sociedad democrática. México, Limusa – Universidad Nacional Autónoma.

Kaplún, M. (1998). Una pedagogía de la comunicación. España, Ediciones de la Torre.

Thomas H. y Fressoli, M. (2009). “En búsqueda de una metodología para investigar Tecnologías Sociales”. Dagnino, D. (comp.) Tecnologia social: ferramenta para construir outra sociedade. Brasil, IG/UNICAMP.

Nota: texto basado en el artículo de: Díaz, D.; Moreno, J. y Roca, S. (2013). “Desarrollo de hardware libre para la apropiación de tecnología de procesos agrícolas en casas de cultivo”. Revista Electrónica Conocimiento Libre y Licenciamiento (CLIC). Mérida – Venezuela. Vol. (1) N° (5).

Imagen: CENDITEL

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s