Elementos para una política nacional de libre acceso al conocimiento

¿Para qué una Ley de Acceso al Conocimiento Libre? (II). Elementos para una política nacional de libre acceso al conocimiento

Santiago José Roca

La discusión pública de la Ley de Acceso al Conocimiento Libre1 nos brinda la oportunidad de revisar los alcances y las limitaciones de la integración de los conceptos y las estrategias propias de los movimientos de resistencia a la mercantilización del conocimiento en un marco político y jurídico nacional. En un primer ensayo2 revisamos algunos tópicos que nos permitirían hablar de que el Proyecto de Ley deviene de una política central y se orienta a facilitar procesos abiertos de generación y socialización del conocimiento. En un nivel intermedio, podemos preguntarnos de qué manera el mismo aporta a la línea de fomentar que el conocimiento científico-tecnológico sea compartido, no sólo en la forma de productos formales (publicaciones), sino como resultado de nuevas oportunidades de construcción del conocimiento, actualmente negadas por dinámicas institucionales aisladas de las necesidades sociales.

De seguro el marco conceptual más significativo para revisar este tema lo proporciona el movimiento por el acceso abierto a las publicaciones científicas (Open Access)3, una corriente internacional en favor de la eliminación de barreras jurídicas, técnicas y económicas para el uso, distribución y modificación de los resultados de investigación publicados en revistas especializadas. Se trata de un movimiento que busca hacer frente a las prácticas monopólicas de las grandes editoriales de revistas científicas y a la manera en que éstas afectan la producción científico-tecnológica en el mundo.

Por lo tanto, para examinar el Proyecto tomaremos como referencia algunas propuestas relacionadas con el movimiento de acceso abierto. Ahora bien, no existe una comprensión homogénea de los valores y las prácticas que normativamente garantizan un marco de acceso abierto a las publicaciones científicas sino que, a decir de un autor:

“La crítica del poder monopolista se puede plantear desde al menos dos perspectivas políticas muy diferentes (…): o bien una posición liberal comprometida con la competencia mercantil, o bien una posición institucionalista partidaria de una mayor intervención de las organizaciones públicas mediadas por procesos deliberativos en la producción y financiación de la práctica científica” (García y Rendueles, 2014, 52).

Continúa leyendo “Elementos para una política nacional de libre acceso al conocimiento”

Anuncios

El libre acceso al conocimiento como estrategia nacional

¿Para qué una Ley de Acceso al Conocimiento Libre? (I). El libre acceso al conocimiento como estrategia nacional

Santiago José Roca

La discusión pública del Proyecto de Ley de Conocimiento Libre1 en Venezuela nos presenta una oportunidad para revisar las ventajas de la integración de conceptos y estrategias relativas a los movimientos por el libre acceso al conocimiento en un marco de regulación nacional. En principio, el Proyecto de Ley de Conocimiento Libre nos parece una declaración en favor del acceso abierto al conocimiento – es decir, el marco que permite acceder a los resultados de investigación que se encuentren en investigaciones formales, puedan utilizarse sin restricciones económicas ni jurídicas, más allá del reconocimiento debido al autor y la conservación del propio marco a través de los permisos otorgados para las obras derivadas.

No obstante, al mismo tiempo el proyecto tiene un carácter más amplio puesto que intenta convertir el libre acceso al conocimiento en una política que abarca otras dimensiones. En este sentido, su importancia no se limita a establecer bases para la utilización de la información que proporcionan los artículos científicos, sino que puede ayudar a crear oportunidades para la definición de nuevas políticas científico-tecnológicas y universitarias.

En este ensayo nos enfocaremos en revisar cómo este proyecto parece nutrir una estrategia nacional de libre acceso al conocimiento, no como un fin en sí mismo, sino como parte de una política central en nuestro país, especialmente con miras a una revolución del conocimiento, la ciencia y la cultura.

Continúa leyendo “El libre acceso al conocimiento como estrategia nacional”

“Crear dos, tres… muchos ‘Encuentros’, es la consigna”

En Septiembre participamos en la organización del I Encuentro Venezolano de Conocimiento Libre, Comunidad y Democracia, un evento que se propuso “dilucidar las formas como se relacionan y complementan estas instancias del saber, del territorio y el gobierno para promover el aprendizaje social, técnico e institucional, y potenciar las capacidades locales de gestión y desarrollo en el marco de una concepción del desarrollo endógeno”. Fue un evento apoyado … Continúa leyendo “Crear dos, tres… muchos ‘Encuentros’, es la consigna”

“Reflexiones sobre el impacto transformador de las tecnologías libres”

Tomado del blog Conocimiento Libre de CENDITEL:

“El 17 de agosto de 2014 entró en vigencia la Ley de Infogobierno, con lo que se abre un nuevo episodio en la lucha por la valorización del conocimiento como bien público. El Centro Nacional de Desarrollo e Investigación en Tecnologías Libres (CENDITEL), que desde su fundación ha buscado promover el desarrollo, uso y socialización de tecnologías libres, pone a disposición del pueblo venezolano el libro Reflexiones sobre el Impacto Transformador de las Tecnologías Libres. A Propósito del Infogobierno en Venezuela, el cual compila una serie de reflexiones y experiencias en materia de tecnologías libres, a lo largo de 232 páginas escritas por 18 trabajadoras y trabajadores de CENDITEL.

Con esta publicación también se busca honrar la solicitud que nos hiciera el Comandante Chávez en el 2006, en el acto de inauguración de CENDITEL:

“Todos debemos reflexionar, y los que tenemos que tomar decisiones con más razón, por eso yo les ruego a ustedes, los investigadores, que me hagan llegar reflexiones. Esas reflexiones de ustedes, que no se queden engavetadas, ¡no!. Necesitamos conocerlas, todos los que tenemos poder de decisión, para enrumbar la nave, ¡para ponerle rumbo a la brújula!”

Para descargar la publicación puede hacer clic en la portada o en este enlace“.

Continúa leyendo ““Reflexiones sobre el impacto transformador de las tecnologías libres””

El libre acceso al conocimiento: la politización necesaria

El libre acceso al conocimiento: la politización necesaria

Santiago José Roca

“La ciencia y la tecnología no tienen un valor abstracto, sino que deben concretarse en las exigencias de un país o de una región. Es necesaria una política de descolonización epistemológica y tecnológica”.

Enrique Dussel, Hacia la liberación científica y tecnológica

El hecho de que el activismo por el libre acceso al conocimiento se manifieste en contextos y de formas tan disímiles entre sí parece razón suficiente para ensayar una crítica al conocimiento libre realmente existente, la cual necesariamente nos obliga a la formulación de propuestas para la asimilación de un activismo por el libre acceso con sentido político. Nos parece importante comenzar afirmando la necesidad de apoyar la politización de la discusión en torno al conocimiento libre, una condición necesaria para que el activismo por el libre acceso al conocimiento no sea asimilado por dinámicas sociales que vayan incluso en contra de su propia razón de ser. Por ello comenzamos preguntándonos si es posible pensar en la politización amplia de los movimientos por el libre acceso al conocimiento, con miras a la formulación de propuestas que contribuyan al análisis de las condiciones económicas, políticas y culturales de nuestro tiempo con las coordenadas que se abren desde la perspectiva del conocimiento libre.

La disociación aparente entre el respaldo al conocimiento libre y la politización del activismo puede tener varias interpretaciones. Es posible que, conscientemente o no, se apoye una cierta noción de neutralidad del conocimiento. Dado que el conocimiento científico – considerado el saber por excelencia – tiene carácter nomológico (está basado en la formulación de “leyes”) y es objetivo (se corresponde directamente con la realidad empírica), entonces se considera como aislado de intereses y valores. El origen moderno de esta posición se encuentra en la autocomprensión positivista de la ciencia, que ha permeado la cultura científica moderna – difundida en los centros de formación, los medios y la práctica de las ciencias sociales – hasta el punto en que la noción de que el “conocimiento es neutro” se ha convertido en noción de cultura general. El determinismo tecnológico, es decir, la creencia en que los cambios sociales son impulsados por el desarrollo tecnológico, tiene sus raíces en la creencia en la neutralidad del conocimiento, con la consecuencia de que la implementación de respuestas tecnológicas suele excluir consideraciones políticas y culturales en razón de la supuesta “eficacia universal” de los sistemas técnicos. Esto, no obstante, representa la reducción de los procesos sociotécnicos a una dimensión estrictamente funcional en virtud del interés de control sobre la realidad.

Continúa leyendo “El libre acceso al conocimiento: la politización necesaria”

De las tecnologías libres a las tecnologías como bien público. A propósito de la propuesta de creación del subsistema de Telesalud

De las tecnologías libres a las tecnologías como bien público. A propósito de la propuesta de creación del subsistema de Telesalud

Santiago José Roca

Muchas veces escuchamos que lo que caracteriza al software libre es la posibilidad de obtener el código fuente de los programas informáticos. A veces, nos explican que el software libre es tal porque puede descargarse y compartirse gratuitamente de cualquier repositorio destinado para ello. Tanto en los casos del software como del hardware, el adjetivo de “libre” supone la posibilidad de acceder a la documentación y al código sin la obligación de sortear obstáculos técnicos, jurídicos, y financieros. De este modo, el acceso a la información del desarrollo tecnológico supone una oportunidad para compartir conocimientos y, por lo tanto, una palanca para la superación de desigualdades políticas y económicas en donde sea requerido.

Pero quienes hayan experimentado el mundo de las tecnologías libres saben que este tipo de definiciones omiten una de sus características más importantes: la formación de comunidades de desarrolladores y usuarios. La existencia de códigos y repositorios supone la existencia de seres humanos que las desarrollan y las mantienen; así como una comunidad de usuarios que participan a través de sus requerimientos, levantando reportes o trabajando voluntariamente como co-desarrolladores de los proyectos. De este modo, lo que hace que el software libre sea trascendente para todos, más allá de la posibilidad de instalar software sin costo de licencia, está en la oportunidad de acceder a los canales de comunicación de los productores-usuarios del conocimiento.

Las tecnologías libres, en cuanto que suponen la posibilidad de crear comunidades que fomenten el desarrollo de sistemas adaptados a fines específicos, representan un espacio para confrontar cara a cara el sentido político de la generación de sistemas tecnológicos. No es que los desarrollos “privativos” carezcan de contenido político, sino que su desarrollo está subordinado a las necesidades de compra-venta del mercado; mientras que, en el caso de las tecnologías libres, la utilidad pública de un sistema tecnológico es expresión directa de la voluntad de la comunidad de desarrolladores y usuarios que lo acompaña.

Continúa leyendo “De las tecnologías libres a las tecnologías como bien público. A propósito de la propuesta de creación del subsistema de Telesalud”

El libre acceso al Conocimiento, más allá del capital

El libre acceso al Conocimiento, más allá del capital

Santiago José Roca

1. El tema del acceso al conocimiento se vincula con la preocupación por los términos en los cuales el resultado del trabajo intelectual, considerado como un bien intangible, puede ser aprehendido, utilizado, modificado y compartido una vez que el autor declara la voluntad de liberarlo de las normas de propiedad capitalista. En ocasiones, puede que el problema se vea reducido al tema de las normas jurídicas y los usos comerciales de los bienes de producción intelectual, como por ejemplo en el caso de la oposición entre las licencias copyleft y copyright. Las licencias copyleft, precisamente, suponen una respuesta a las formas de licenciamiento del conocimiento basadas en la concepción de la propiedad privada capitalista, y permiten que las personas que no son titulares de los derechos morales y patrimoniales (de acuerdo con las pautas del copyright) puedan tener acceso al conocimiento en el marco de determinadas condiciones.

En los tiempos actuales, cuando presenciamos la ampliación de los regímenes jurídicos que favorecen la apropiación privada del conocimiento, las licencias copyleft, como la General Public License (GPL) y Creative Commons (CC) prestan un servicio inestimable a la necesidad de mantener la posibilidad de compartir el conocimiento, toda vez que proporcionan herramientas que facilitan la ampliación de los derechos intelectuales a terceras personas, de forma tal que los “derechos morales” permanecen inalterados en cuanto a la autoría original pero se establecen un conjunto de concesiones para el manejo de los contenidos. Estas facilidades han permitido la expansión de una comunidad de usuarios de las licencias copyleft nada despreciable, soportada fundamentalmente por la creación de software libre y por la generación de contenidos documentales y audiovisuales que, dependiendo de los términos escogidos, permiten que cualquier persona pueda acceder a ellos sin mayores restricciones jurídicas ni económicas.

Ahora bien, resulta necesario entender que las licencias copyleft se encuentran basadas en los términos clásicos de la propiedad intelectual. En el contexto del copyright, se supone que el conocimiento generado es “propiedad” del “autor” original de acuerdo con los convenios internacionales sobre propiedad intelectual, y lo que se define son los términos de exclusividad para la explotación material de dicho conocimiento. La legislación que emerge de estas normas, que define los términos de exclusividad para la explotación mercantil del conocimiento, se encuentra dirigida a garantizar el derecho de explotación al titular y, por lo tanto, apoya la creación de escasez artificial que contribuye con la definición de precios en el mercado. Las licencias copyleft tienen el mismo punto de partida inicial, aunque su aporte está en que rompen con los límites de las licencias basadas en la propiedad intelectual convencional. De este modo, se permite la explotación comercial de un conocimiento siempre y cuando, por ejemplo, las obras derivadas se compartan con la misma licencia, y así sucesivamente.

Continúa leyendo “El libre acceso al Conocimiento, más allá del capital”